Técnicas de visualización

Las técnicas de visualización nos permiten usar la imaginación de forma positiva para alcanzar estados de relajación intensos y estados emocionales agradables. Se basa en la realización de sugerencias de imágenes positivas que nos resulten agradables y tranquilas. Puede realizarse mediante las instrucciones de un terapeuta, escuchando una grabación especializada o mediante los propios pensamientos de uno mismo.

La visualización puede usarse con dos fines:

  • Conseguir una relajación más profunda y agradable: Evocar sensaciones agradables hace que nuestro cuerpo se relaje aún más, reportándonos mayores beneficios. Además, la práctica de la visualización hará que éstas sean cada vez más elaboradas, de manera que no sólo veremos la escena agradable sino que podremos añadirle sonidos, aromas, sensaciones corporales…
  • Ayudarnos a enfrentarnos a situaciones futuras: La visualización puede utilizarse para imaginar una situación a la que vamos a enfrentarnos y que está generándonos ansiedad e imaginar esa escena de manera agradable, exitosa y libre de temores. Esto nos permitirá familiarizarnos con la situación, ensayar en nuestra mente posibles soluciones, ganar más confianza en nosotros mismos y generar pensamientos positivos. Explicaremos este uso de la técnica de visualización con más detalle en el artículo dedicado a “¿Cómo detener los pensamientos negativos?”.

Para conseguir una mayor relajación que nos permita controlar nuestro nivel de ansiedad, tanto en nuestra vida cotidiana como en el momento en que nos veamos enfrentados al estímulo que nos provoca la fobia, utilizaremos la visualización de una escena agradable (que puede ser un recuerdo de un lugar en el que estuvimos en el pasado o de un cuadro o escena de película o un lugar que hayamos imaginado). A esta visualización iremos añadiéndole sonidos, aromas, sensaciones… Para que lo veáis más claro, vamos a poner un ejemplo que luego podréis adaptar a vuestros gustos y necesidades:

“Empiezo a visualizarme por un camino que sale de un bosque y se adentra en la playa. Está atardeciendo y el cielo es de un azul fuerte y profundo. En el horizonte los jirones de algunas nubes bajas se tiñen con el sol poniente, en una mezcla de tonos rojos, naranjas y amarillos.

El mar está tranquilo, con olas suaves que acarician la orilla. Me paro y observo su ir y venir, la espuma blanca que corona las crestas de las olas, la manera en la que la arena se desliza cuando las olas se retiran. Escucho el suave sonido de las olas rompiendo y retirándose, una y otra vez, como una tranquila respiración que lo llena todo.

A lo lejos se escuchan los chillidos de las gaviotas. Vuelvo a girarme hacia el mar y noto la brisa contra mi piel. Dejo que alborote mi pelo y que mis pulmones se llenen con el aroma del mar y la sal, sintiendo que cada bocanada de aire fresco me llena de fuerza y energía.

Me tumbo en el suelo, notando el calor de la arena, los últimos rayos del sol sobre mi piel y me siento relajado y a gusto. Todo me resulta agradable y tranquilizador: el sonido de las olas del mar, el cielo azul, la brisa fresca, la arena caliente, los chillidos lejanos de las gaviotas. Dejo que esa sensación de paz recorra todo mi cuerpo y me invada, haciéndome sentir tranquilo y a gusto”.

Podemos permanecer en esa visualización el tiempo que queramos y, cuando estemos preparados, ir saliendo de ella poco a poco. Como hemos dicho, podemos variarla para que se adapte a nuestros gustos. Quizá prefiramos un paisaje de montaña nevado, la orilla de un rio, un bosque al amanecer o una tarde de otoño por el pueblo de nuestra infancia… Podemos imaginarnos solos o pensar que la gente que queremos y nos importa está a la vuelta de la esquina o a unos metros de nosotros, a salvo y felices. La visualización puede ser como nosotros queramos siempre que en ella no aparezcan presiones, ni tareas pendientes, ni sentimientos de ansiedad, culpabilidad, responsabilidad…

Con la práctica diaria podremos mejorar la calidad de nuestras visualizaciones y conseguir que resulten más realistas y llenas de detalle y que nos permitan mayores niveles de relajación.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR