¿Cómo superar la fobia social?

La fobia social es un trastorno psicológico grave que puede llegar a invadir toda la vida cotidiana de la persona que la sufre. A pesar de que la persona sabe que su ansiedad es exagerada e ilógica y que realmente está perdiendo muchas experiencias y oportunidades importantes por evitar algo que no supone un peligro real, no es capaz de soportar la ansiedad que le causa y sobreponerse a la fobia. Por ello, por mucho que él intente convencerse o por muchos consejos bienintencionados que intentemos darle, no podrá superarlo por sí solo de la noche a la mañana, ya que no se trata de una cuestión de voluntad.

La manera de superar la fobia social pasa por el enfrentamiento de la persona con las situaciones que le provocan malestar. Sin embargo, esto no puede hacerse de cualquier manera y haciendo que la persona se enfrente a sus miedos sin planear cuidadosamente cada paso ni dotarla de las herramientas necesarias.

Si la fobia no está muy avanzada, la propia persona puede intentar superarla o, al menos, frenar su avance. Para ello, cuando se encuentre en una situación que le provoque ansiedad, debe intentar permanecer en ella y evitar la huida hasta que la ansiedad descienda. Para ello, puede ayudarse con ejercicios de respiración, relajación y visualización. Es conveniente también que vaya enfrentándose a las situaciones de forma progresiva, intentando superar primero las situaciones que menos ansiedad le produzcan para ir pasando, poco a poco, a situaciones más complicadas. Por ejemplo, puede empezar por saludar y sonreír a las personas con las que se cruza por la escalera. Después podemos pasar por preguntarle a un compañero de trabajo qué tal el fin de semana, otro día acercarnos a alguien a la hora del café…

Si la fobia ya está muy avanzada y la persona está sufriendo y no se ve capaz de vencer la ansiedad sola, debería ponerse en contacto con un psicólogo. La terapia cognitivo-conductual logra muy buenos resultados con este tipo de fobias, utilizando técnicas como la desensibilización sistemática, para pasar a la inundación cuando la persona ya está más preparada.

El tratamiento de esta fobia arroja resultados muy positivos, siempre que la persona afectada le ponga voluntad para poder enfrentarse a las situaciones que normalmente evita. A pesar de que la idea de enfrentarse a la fobia dé miedo, conseguirá resultados positivos en poco tiempo que mejorarán su vida diaria y sus relaciones con los demás.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR