¿Qué es la entomofobia?

La entomofobia, también conocida como insectofobia, es el miedo persistente, irracional y exagerado a los insectos. Esta fobia es la fobia a animales más común y una de las fobias más habituales. Las reacciones de las personas que padecen entomofobia parecerán exageradas a las personas que los observen, e incluso a las propias personas afectadas. El entomofóbico sabe que su miedo es exagerado y que el insecto que les provoca la fobia no constituye un peligro real pero no se ven capaces de superar sus reacciones de aversión y terror.

Entre los temores que sienten las personas que padecen fobia a los insectos podemos encontrar desde que el insecto les pique, que se les acerque, que se les pose encima… Aunque el insecto resulte inofensivo desde un punto de vista realista, la persona reaccionará como si su vida estuviera en peligro. Estas reacciones pueden desencadenarse incluso por la visión de un insecto a cierta distancia y, en los casos más extremos, las sensaciones de miedo y repulsión pueden desatarse incluso aunque el insecto se encuentre al otro lado de un cristal, con lo que sería imposible que entrasen en contacto, o con su sola visión en una fotografía.

Cualquier insecto, como las cucarachas, las avispas, las libélulas o las orugas, son susceptibles de provocar una fobia. Incluso hay gente que tiene fobia a los insectos en general. Sin embargo, las dos formas de entomofobia más habituales son la apifobia y la aracnofobia.

La apifobia es el miedo persistente, anormal e injustificado a las abejas o a las avispas. Es una fobia muy común y que tiene un cierto componente racional, ya que la picadura de estos insectos es bastante dolorosa y es común recibir alguna picadura a lo largo de la vida. Sin embargo, estos animales no son agresivos por naturaleza y una abeja no suele atacar a no ser que molestemos su colmena o la aplastemos accidentalmente. A pesar de esto, vivir la experiencia de una picadura (o ver como otra persona la sufre) puede desencadenar el miedo, que, si no se controla o no se tiene el conocimiento adecuado, llega a convertirse en una fobia.

Esta fobia, que suele ser muy común en la infancia, suele pasarse al llegar a la edad adulta, ya que la persona suele aprender a controlar estos temores al ir creciendo.

La aracnofobia, que es una aversión obsesiva o un terror irracional, persistente e injustificado a las arañas, es una fobia muy común. De hecho, es la fobia más habitual en cuanto a las fobias a animales. La fobia a las arañas puede variar en grado, desatándose incluso con la visión de una fotografía en los casos más graves.

Diversos estudios científicos se han planteado que, a pesar de que las fobias son respuestas aprendidas, las fobias a las arañas o las serpientes podrían tener un componente genético trasmitido de generación en generación como un comportamiento que en el pasado era positivo para la supervivencia de la especie.

Las arañas se encuentran entre los cinco animales más temidos del mundo por su picadura dolorosa, venenosa y potencialmente mortal, por lo que cierto grado de respeto a estos animales (sobre todo en los lugares en los que existen especies peligrosas) podría calificarse como normal y adaptativo. Sin embargo, la práctica totalidad de las arañas que viven en zonas templadas son inofesivas para los seres humanos, por lo que el terror injustificado a estos animales resulta más problemático que adaptativo.

Sin embargo, a pesar de resultar inofensivas hay muchas razones que pueden desatar el miedo a estos animales: su extraña forma, sus movimientos impredecibles, su aparición en lugares cercanos sin aviso previo… Además, debido a las creencias trasmitidas por la literatura, el cine y la tradición oral y por la falta de conocimiento, los aracnofóbicos tiene pensamientos equivocados sobre las arañas, considerándolas seres agresivos que pueden decidir atacarles en cualquier momento. Esto hace que, inofensivas o no, muchas personas sientan aversión hacia las arañas y acaben desarrollando una autentica fobia a estos insectos.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR