¿Qué es la claustrofobia?

La claustrofobia es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por el miedo exagerado e incontrolable a los espacios cerrados. Las personas que padecen claustrofobia no sienten terror a los espacios pequeños y cerrados en sí, sino que lo que temen son las consecuencias negativas que pueden derivarse de quedarse encerrados allí para siempre o piensan que podrían asfixiarse si no hay suficiente aire para respirar. Los propios pacientes lo describen como el miedo a quedarse atrapados en un lugar sin poder encontrar una salida y, aunque reconocen que sus temores son ilógicos y exagerados, no consiguen sobreponerse a ello. La claustrofobia se considera como un trastorno cuando comienza a interferir de forma negativa en la vida cotidiana de la persona afectada.

Los espacios pequeños y cerrados siempre suponen el riesgo de quedarse encerrados y pueden suponer una limitación de los movimientos. Esto hace que las personas que padecen claustrofobia se sientan muy vulnerables y que entrar en uno de estos espacios, o incluso sólo anticipar la idea de tener que entrar en ellos, les provoque una súbita e intensa reacción de ansiedad, que desencadena síntomas fisiológicos como mareos, dificultades respiratorias, taquicardias… En el momento en que salen de ese espacio cerrado o evitan entrar en él, sienten una considerable disminución de su ansiedad y de sus síntomas fisiológicos negativos, lo que hace que la fobia vaya volviéndose más fuerte y generalizándose cada vez a más situaciones.

Este trastorno es bastante común, ya que según los estudios, afecta a entre un 2 y un 5% de la población.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR