Ayuda profesional para luchar contra las fobias

En los artículos anteriores hemos explicado diferentes técnicas y terapias destinadas a combatir los estímulos y situaciones que nos provocan fobias. El uso de esas técnicas puede ayudarnos a controlar nuestra ansiedad y darnos las herramientas necesarias para enfrentarnos a nuestros miedos. Sin embargo, hay ocasiones en las que puede que no seamos capaces de aplicar esas técnicas por nosotros mismos, por lo que necesitaremos la ayuda de un profesional.

Algunas de estas situaciones pueden ser:

  • Nos vernos incapaces de concentrarnos y realizar todos los pasos de la relajación por nosotros mismos: Los primeros días puede parecernos muy complicado recordar todos los pasos necesarios para alcanzar un estado de relajación. Como en muchas otras cosas de la vida, una buena realización de esta técnica sólo se consigue tras la práctica. Aunque en un primer momento parezca muy complicado, tras practicar unos cuantos días, serás capaz de alcanzar un estado de relajación profunda en cuestión de minutos. Para hacerte más fácil el comienzo, puedes comprar o fabricarte tú mismo una grabación con las instrucciones. Si aún así no lo consigues por ti mismo, puedes consultar con un profesional.
  • Si la fobia está muy avanzada o muy generalizada, puede que no consigamos avances por nosotros mismos. Si llevamos años dejando que nuestra ansiedad se desboque o huyendo de las situaciones temidas, puede que nos resulte difícil controlar nuestra ansiedad. No podemos pretender que una respuesta que hemos aprendido y mantenido durante años desaparezca de forma sencilla de la noche a la mañana. Si ves que no consigues avances por ti solo, consulta con un profesional.
  • Si hay algún otro trastorno asociado a la fobia, nos resultará más difícil conseguir avances. Hay ocasiones en los que a la fobia se le unen otros problemas psicológicos, como los trastornos de ansiedad, los trastornos de estrés postraumático, los trastornos obsesivos… Al no tratarse sólo de una fobia y estar complicada por ese otro problema, la recuperación será más difícil y costosa, por lo que deberemos consultar con un psicólogo que nos ayude.

Lo que debe quedarnos claro es que este trastorno tiene cura y que está en nuestra mano eliminar ese miedo que coarta nuestro bienestar emocional, nuestras relaciones sociales y nuestras actividades cotidianas. Las fobias, por muy angustiosas o incapacitantes que sean, son solamente respuestas inadecuadas que hemos aprendido y que, por lo tanto, podemos desaprender y sustituir por respuestas más adecuadas y adaptativas.

Las terapias psicológicas actuales que se aplican a las fobias consiguen recuperaciones totales y rápidas. Los resultados positivos empiezan a verse desde las primeras sesiones, ya que se trata de uno de los trastornos psicológicos que mejor responden al tratamiento. Cualquier psicólogo conductista o cognitivo conductual podrá enseñarte a controlar y superar tus miedos.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR