¿Cómo se comportan las personas que padecen aerofobia?

Las personas con aerofobia experimentan miedo a volar, que puede tener diferentes manifestaciones según la gravedad del trastorno. Muy pocas personas afrontan un viaje en avión sin sentir la más mínima ansiedad. La mayoría de la gente experimenta una ansiedad moderada que suele centrarse en los momentos del despegue y el aterrizaje, sintiéndose libre de síntomas desagradables durante el resto del viaje.

Sin embargo, hay otras personas, las que realmente padecen aerofobia, que experimentan unos altísimos niveles de ansiedad que pueden ir acompañados de síntomas físicos como temblores, sudoración, taquicardia, sensación de mareo, nauseas, ataques de pánico… Las personas que sufren de aerofobia pasan además todo el vuelo en un estado hipervigilante. Se fijan en cada detalle del vuelo: la altitud a la que deben estar, si el avión está sobre tierra o sobre el mar, si los sonidos de los motores son normales… Cualquier estímulo puede ser interpretado por ellos como una señal de peligro, por lo que vigilan continuamente los movimientos del avión o los gestos de las azafatas. Puede parecerles que notan olores extraños (a quemado) o que el avión se mueve demasiado. Si además el viaje resulta ser accidentado, por ejemplo, por turbulencias, es muy posible que acaben sufriendo un ataque de pánico que refuerce su fobia y haga más difícil que vuelvan a montarse en un avión.

Estas personas pueden experimentar estos síntomas al estar ya montados en el avión o incluso desde días antes, según saben que tienen que realizar un viaje. En los casos más graves, el miedo será tan intenso que la persona se verá incapacitada a tomar un avión, a pesar de los problemas personales o laborales que eso pueda acarrearle.

En otros casos, las personas intentarán superar su fobia mediante el uso de sustancias que les ayuden a controlar la ansiedad, como pueden ser los ansiolíticos, las drogas o el alcohol. Si la persona necesita recurrir a estos remedios muy frecuentemente (porque su trabajo, por ejemplo, le obliga a realizar constantes viajes en avión), puede estar en peligro de desarrollar una adicción.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR