¿Cómo ayudar a una persona que padece acrofobia?

Para las personas cercanas a alguien que padece acrofobia (familiares y amigos) puede resultar difícil saber cómo ayudarles. Por un lado, podemos caer en el error de infravalorar su miedo, pensar que finge o ridiculizarlo, con lo que sólo conseguiremos que la persona afectada se sienta incomprendida y sola. Por otro lado, podemos cometer el error opuesto y sobreprotegerle, evitándole cualquier contacto con la situación temida, con lo que estaremos consiguiendo que la fobia se agrave y se generalice a más situaciones y que la persona se uelva dependiente.

¿Cómo debemos actuar entonces para que nuestra ayuda sea positiva y eficaz? A continuación señalamos algunos puntos importantes a la hora de tratar con una persona que padece este trastorno:

  • Escúchale: Debes hacerle ver que estás a su lado, que te pones en su lugar y que le comprendes y aceptas tal y como es. La persona debe saber que la apoyas y que no la juzgas. Esto no significa aceptar el trastorno sino querer a la persona a pesar de ese problema.
  • Transmítele confianza: La persona que padece acrofobia puede estar deprimida o ver su autoestima reducida por no ser capaz de controlar unos miedos que él mismo considera irracionales e ilógicos. Debes creer realmente en él y en sus capacidades para superarlo y hacérselo saber.
  • Ten paciencia: Una fobia no es algo que se supere totalmente de la noche a la mañana ni es cuestión tan sólo de fuerza de voluntad. Es un proceso que puede llevar tiempo y en el que incluso puede haber parones o retrocesos. Debes mostrar paciencia y reforzar sus avances y sus esfuerzos, incluso en aquellas situaciones en las que no se consigan resultados.
  • Olvida la culpabilidad: No culpabilices a la otra persona por su fobia, aunque en ocasiones pueda interferir en vuestra vida cotidiana. Él no ha elegido este trastorno ni lo ha adquirido voluntariamente, por lo que echarle las culpas de ello sería injusto y sólo conseguirías disminuir aún más su autoestima. Tampoco tú debes sentirte culpable por no sobreproteger a la persona o estar totalmente a su disposición.
  • Ayúdale en los ataques de ansiedad: Si la persona sufre un ataque estando contigo, intenta ayudarle a superarlo sin huir de la situación temida. Háblale con tranquilidad, acompáñale en otro momento, intenta distraerle hablando de otras cosas, ayúdale a realizar ejercicios de respiración…
  • Asesórale para buscar soluciones a su problema: Puedes buscar información sobre la ansiedad y las fobias en general y sobre la acrofobia en particular en libros, revistas, Internet… Puedes transmitirle esa información para que entienda mejor su problema, lo cual hará que se sienta menos angustiado al saber qué le está pasando y por qué. Háblale sobre la posibilidad de buscar un terapeuta que le ayude a solucionar su problema, ofrécete a ayudarle a buscar uno y a acompañarle en las primeras sesiones si lo necesita…

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR